Monday, September 04, 2006

Habia una vez un australiano, un jamaiquino y un mexicano...

¿Que tienen en comun Heath Ledger, Damian Marley y el Javo? En que todos se quedaron a ver a Ben Harper & the Innocent Criminals hacer de las suyas en el ultimo concierto del recien creado Festival Osheaga. Despues de casi 2 dias de dudoso clima (ustedes saben: nublado, lluvioso, mojado, lodo, frio) llenos de todo tipo de musica indy, lo-fi, y cualquier otro nombre que le puedan poner a la musica que escuchan los jovenes de hoy en dia (mas tipo OC que Smallville). Ambos dias estuvieron espectaculares, con el highlight de The Stills, Malajube, Clap Your Hands Say Yeah y Sonic Youth durante el primer dia del evento, y, bueno el segundo dia fueron conciertos back to back buenisimos empezando con Islands a las 2, y de ahi cada 45 minutos o una hora Ben Lee, Wolf Parade, DobaCaracol, G.Love, Bedouin Soundclash, Damian Marley, Kid Koala, Flaming Lips y last but not least... Ben Harper. La calidad de los musicos y el ambiente que se vivio han sido de los mejores que me han tocado en conciertos, claro, despues de la escena punk metalera cualquier cosa tiene un ambiente mas positivo y agradable. En fin, todo esto ahora me provoca un problema financiero, y no solamente por las tandas de cerveza, hotdogs o las entradas al festival, sino el comprar los discos de estas bandas! Son tantas, y tan buenas, que no dudaria en volver a alguno de sus conciertos.

Cada concierto, desde el primero, fue aumentando la emocion, haciendo un build up que mantuvo “bien eriza a la raza” hasta el final de Ben Harper. Durante “jr. gong” Marley fueron los cantos a Babylon y el One Love que mantenian el flujo de energia vivo, una rendicion particular a su padre con Could you be loved? fue suficiente para multiplicar el ambiente, es mas, hasta el rastafari del escenario que no hizo nada mas que agitar una bandera rasta literalmente todo el concierto le dio mas fuerte por un ratito! El show de Flaming Lips, despuesito de Kid Koala en la tornamesa, comenzo bastante interesante, con el lead singer en una burbuja enorme CAMINANDO sobre los presentes, y regresando justo a tiempo para que el coro de santa closes que lo esperaba con linternas comenzara a disparar confeti hacia el publico. La emocion esperando a Ben Harper llego a ser tan grande que aun antes que the Flaming lips y su coro, ahora de female umpalumpas tamano persona normal terminara, en el stage contiguo ya coreabamos “Ben-y! Ben-y!” mientras que los otros terminaban su show. Despues de los rigurosos 2 minutos entre banda y banda, Ben Harper salio con mucha menos faramalla que cualquiera de los otros, simplemente caminando al escenario agarrando la guitarra y justo cuando la mob de gente le dio oportunidad, nos dio las buenas noches, happy to be here with you... y comenzaron la gala de la noche. Ben Harper se dedico a tocar mas de las nuevas canciones, mas pesadas que las anteriores como I’ll Rise o Amen Omen, sin embargo nos deleito con Steal My Kisses From You, Ground on Down, y Burn on Down en el encore, de las que mas recuerdo. Fue solo una cancion, la primera del encore de 5 canciones, que fue a la antiguita, asi de el con su guitarra, tranquila, y aunque los encendedores casi no prendian, se veian los celulares de los que estabamos o grabando o llamandole a alguien a presumir, aunque Tomas nunca contesto. No hubo mas covers por su parte, no Strawberry Fields, ni Sexual Healing, pero aun asi este ha sido un gran concierto.

Esta es la primera edicion del Festival Osheaga - que es el nombre que los nativos usaban antes de la conquista para la ciudad - y algo me dice que no sera el ultimo. El evento estuvo lleno, y eso que el clima no fue el mejor del verano (Ernesto nos pego una pequena visita) estoy seguro que no fueron muchos los que se quedaron en casa por culpa de unas nubes. El proximo año, llueve, truene y relampague, habra un turn up mayor, ya que no solo fueron las bandas las que me impresionaron, sino toda la logistica del festival, desde los 4 escenarios, banos, y snack/bars, hasta los voluntarios que entre conciertos recogian los vasos de cerveza preparando el espacio para el proximo, que con los escenarios contiguos permitio que el flujo de la musica no sufriera por pausas mayores de 10 minutos (a fin de cuentas, la lluvia y la electricidad no son buenos amigos) pero por lo general eran tan cortas, que mal ibamos por mas cerveza y al bano cuando el otro ya empezaba. Mis felicitaciones al equipo organizador, a los musicos, y a la gente tranquila que sabe el verdadero significado de One Love, One Heart.

1 Comments:

At September 08, 2006, Blogger peanut said...

simply..wow!
salty greetinx...

 

Post a Comment

<< Home