Wednesday, May 04, 2005

Mi primera vez

Otra vez... y no apreciable lector, no se trata de un cuento para niños grandes, esta historia es de clascificacion pg-13.

No te ha pasado, que al ver personas en la calle ya sea en patineta, o bicicleta, o patines, o simplemente corriendo se ven normales, y hasta algunas veces captas visualmente a un incauto newbie que mas que patinar con gracia, lo hace graciosamente? Pues asi es mi estimado, despues de varios años de no practicar el patinaje artistico de calle (nada mas que vil patin de ocio) y meses de estancamiento fisico, decidi salir a dar una vuelta en mis preciosos y brillantes patines nuevos. Supongo yo que la imagen propia en mi imaginación de mi mismo era de mis mejores dias en patines con esteroides. Segun yo era bueno en esas trampas, pero que bueno que tambien decidi en invertir en un paquete de seguridad (coderas, rodilleras y muñequeras - casco no pq se ve feo), aunque no le he sacado provecho todavia. Y es que despues de tanto tiempo de no tener actividad fisica otra que la de cocinar, mis musculos atrofiados y mi gran ex-sentido del equilibrio se dieron lujo de hacerme ver como niño que empieza a caminar. Durante los primeros minutos pasar de un tipo de piso a otro (baldosas o partes babosas, o baldosas babosas, o concreto, o asfalto) era una aventura. Cada tipo de piso tiene sus ventajas, en uno resbala mas rico, pero tiene piedritas, otro es muy rugoso y duro, en fin, despues de haber probado el camino de bicicletas hacia un lado, media vuelta y hacia el otro... pero ooooooh... que media vuelta! Como que no es lo mismo la vuelta en hielo que en tierra... jajajaja, por lo menos ya aprendi a tenerme menos confianza (bueno, solo con mi conocimiento en hielo aplicable a tierra). Aunque sea no trate de frenar de lado... de hecho nunca frene bien, fue mas asi como a ver hasta donde llego con el impulso que llevo...

Aunque todavia estoy lejos de poder considerarme como el joven mozo aquel de mi imaginacion volando por las bancas de los parques y jugando hockey de piso como todo un Mario Lemieux, ya di mis primeros pasos, y no como en otras cosas, mi primera vez no me dolio... tanto.

ciao!

<i>Horas despues, siguente mañana de hecho, escribo como si tuviera una tabla por espalda, tratando de no mover los pies por que el rigor se siente y esta presente. </i>

0 Comments:

Post a Comment

<< Home